jueves, 23 de abril de 2020

Poemas en cuarentena: Un extraño utensilio

Lourdes Muñiz Banciella recita de nuevo un poema de los tiempos del Coronavirus: Un extraño utensilio de Marwan.




Un extraño utensilio | Marwan

Me llevo a papá al hospital,
le está costando respirar.


Son las 21:35 del miércoles 25 de marzo.
Las calles son pasillos de geriátrico.
El miedo toma forma real,
se acomoda en mi familia.

Mi padre está peleando contra el aire
en una habitación de un hospital del sur de Madrid.
Mi hermano es enfermero allí,
él lo cuidará, nos decimos,
buscando la suerte en la desgracia.
Pero nada es fácil,
la angustia es una goma elástica,
el miedo, un tubo de ensayo,
vivo en una de las negrísimas pinturas de Goya.

La esperanza es solamente un extraño utensilio
que hoy sostengo entre las manos,
el tiempo un lento tren que no quiere atravesar el paisaje.
Soy el niño que llora por el dolor del hombre
que no puede sostenerle la mano a su padre.

La rama es fuerte, la vida, un pez remontando río arriba,
papá se recupera.

¿Cómo no pensar en ellos,
en los que se quedaron colgados
como una chaqueta en la última conversación
con un familiar del que no se pudieron despedir?

La esperanza es solamente un extraño utensilio
que se sostiene entre las manos.



De El Mundo | Cultura

Poemas en cuarentena. El hechizo

 Lourdes Muñiz Banciella, de 4º ESO A recita El hechizo de Ana Merino.




El Hechizo | Ana Merino

Este presente de remolino
de gotas invisibles,
de veneno minúsculo,
de susurros distantes.

Calendario perplejo de días repetidos
que intuyen el enigma
de la fragilidad que nos habita.

Qué despierte esa idea del pensamiento pleno,
la energía anhelada,
el sueño solar de las alquimias,
que se inventen la fórmula del cielo
y encuentren su respuesta
en los laboratorios
y rompan este hechizo.


De El Mundo | Cultura


Poemas en cuarentena. Coronavirus

También hemos encontrado el poema en Asturiano Coronavirus, de Xuan Bello. Da lectura del mismo Paula Moro Sánchez, de 3º ESO D.



Coronavirus | Xuan Bello

De repente la muerte como esa vecina
qu'esperabes finalmente nun viniera
cola tarta d'arándanos per casa.
¿Por delicadeza perdiesti tu la vida?
Y la cabeza, tantes veces.
Sabes agora que ta equí carpiendo
na tos unánime de la parroquia,
nel ronquiellu sordu del miedu
y hasta —sospeches— naquellos que más quieres.

¿Nun viesti esa elástica sombra atrecida
nel abrazu que te fai ensalendar?
Llegó la muerte p'allugase en ti
y esperar nel ángulu escuru
contigo'l to destín.

Llegó
ensin priesa. Nun hai remediu.
Si llograres falar con ella diba 'icite:
«Toi contigo desque tienes vida
y yá taba contigo muncho enantes».


Luis Eduardo Aute, adiós al músico poeta

Como muchos sabréis el pasado 4 de abril nos dejó, desgraciadamente, el gran artista, escritor y compositor Luis Eduardo Aute, dejando atrás no solo un gran legado para la música española, sino también para la cultura en general.

Aunque nacido en Filipinas, al ser procedente de una familia española y haberse mudado a España a la corta edad de 11 años, siempre se ha considerado de aquí, en concreto, de Madrid. A los 15 años le regalaron su primera guitarra. Este fue su impulso para el ingreso en el mundo del arte. Además de sus virtudes musicales, siempre destacó como un gran pintor, llegando incluso a exhibir sus obras en unas prestigiosas galerías de Madrid. A pesar de haber formado parte de múltiples grupos de música durante su juventud, decidió dejarlos a un lado y centrarse en sus estudios, sin embargo, el cine y la pintura, al igual que la escritura, siguieron siendo sus grandes pasiones.

En 1963, abandonó Madrid con intención de irse a estudiar a París. Su estancia en Francia no sirvió tanto para sus estudios en la Escuela de Aparejadores sino para ponerse al día con la cultura y el arte de la ciudad, dado que en España gran parte de las obras eran censuradas por la dictadura. En el año 1967 sacó al público su primer disco en solitario «Diálogos de Rodrigo y Gimena», aunque verdaderamente el disco que le lanzó al estrellato nacional fue «24 canciones breves» (1968).


Después de casi tres años, decidió volver al mundo artístico, escribiendo un poema junto a Joaquín Sabina y Carlos Cano, el cual provocó el cierre de la revista en la que fue publicado. Tras este incidente, escribió un par de libros, dirigió un corto y diseñó diversos carteles para distintas obras. Con el paso de los años fue ganando fama y reconocimiento entre el público, no sólo español, sino también latinoamericano.

Su música fue, principalmente influenciada por Bob Dylan y al igual que él, narraba historias en sus letras, dándoles un tono natural y familiar.

A nuestro parecer, Aute fue y siempre será un artista que ha cambiado las tornas de la música en nuestro país, contribuyendo a la cultura con lo que ahora ya se consideran himnos como «Pasaba por aquí» o «Las Cuatro y Diez». Estamos convencidos de que servirá de inspiración tanto para futuras generaciones musicales como para la sociedad moderna. A continuación recogemos unos versos de la canción «Alevosía»

Los siguientes versos pertenecen a la canción «Alevosía», una de las innumerables demostraciones de su calidad como escritor y compositor.

Más que amor, lo que siento por ti es el mal del animal
No la terquedad del jabalí ni la furia del chacal
Es el alma que se encela con instinto criminal
Es amar hasta que duela, como un golpe de puñal

Ay, amor, ay, dolor
Yo te quiero con alevosía
Yo te quiero con alevosía

Necesito confundir tu piel con el frío del metal
O tal vez con el destello cruel de un fragmento de cristal
Quiero que tus sentimientos sean puro mineral
Polvo de cometa al viento del espacio sideral


En este señalado Día del Libro recordamos también la canción «Todo está en los libros», creada junto con Jesús Munárriz como sintonía del programa cultural Negro sobre Blanco.




Beltrán Fernández Rubín y Lía Rodríguez–Colubi Fernández


Yo me quedo en casa leyendo. Je reste chez moi en lisant. 4º ESO

Por último, el alumnado de 4º de ESO leyendo Une Star en danger

Arriba: Javier y Paula. Abajo: Álvaro y Elena.


Yo me quedo en casa leyendo. Je reste chez moi en lisant. 3º ESO

También el alumnado de 3º ESO ha participado en el reto de la lectura en francés.


Arriba: Candela, Enol. Abajo: Álvaro, Laura y Pablo.

Arriba Carla y Lucía. Abajo: Miguel, Eva y Clara.

Arriba: Alba, Laura, Elena, Carlota, Tania, Pabo y Marcos de 3º ESO D





Yo me quedo en casa leyendo. Je reste chez moi en lisant. 2º ESO

Le corresponde al alumnado de 2º ESO mostrarnos su lectura en francés: Concert en Bretagne.

Arriba: Alejandro, Andrea, Claudia. Abajo: Christian, Diego y Noel.